¡No te toques ahí, cochino! Represión sexual en la infancia

11 de marzo de 2019


Son frases que habremos escuchado y nos habrán dicho miles de veces e incluso que ahora repetimos cuando vemos que nuestros hijos se tocan sus genitales. Y es que ver que un niño se toca dándose placer, o por el simple hecho de investigar con su cuerpo, nos incomoda, nos saltan las alarmas, nos avergüenza, miramos para otro lado, no sabemos cómo actuar ni que decir.

Inmediatez. La necesidad del control absoluto

2 de marzo de 2019

INMEDIATEZ. Necesitamos control inmediato
¿De dónde nos viene esa necesidad de tener todo bajo control con nuestros hijos? Si no nos obedecen, recogen, dejan de llorar, atienden, nos hablan mal, se pelean o hacen lo que necesitemos nosotros como adultos de forma inmediata, no sabemos lo que nos pasa, pero perdemos el control, nos descontrolamos emocionalmente hablando y a veces  incluso físicamente. 

Llegan las Navidades. Espoca de amenazas, chantajes y manipulaciones

28 de noviembre de 2018

✷Os habéis portado bien? Porque sino los Reyes no traen nada. (Abuela). 
Hacer caso a mama que dentro de poco vienen los Reyes y si no hacéis caso… ellos lo ven todo (cajera del super)
¡Quien no se porte bien ahora mismo no sale a ver a los Reyes que nos están esperando (profesora el día de la visita de los reyes al cole)
Ya os podéis portar bien o se lo digo a vuestros padres para que se lo digan a los Reyes (profesora)
Como sigáis así, le digo a los Reyes que no os traigan nada. (madre/padre)

¿Es sano evitar tener conflictos?

13 de noviembre de 2018




Los conflictos son naturales y existen en todas las relaciones vivas y sanas. Lo importante es aprender a resolverlos de forma constructiva y no violenta. En una relación sin conflictos, habría que ver qué es lo que está pasando, que está sucediendo. ¿Hay un miedo hacia la otra persona? ¿Conformismo? ¿Manipulación? ¿Abuso de poder?

Los chantajes y amenazas del invierno.

19 de octubre de 2018

Llega el invierno, los abrigos, las bufandas y las preocupaciones por los resfriados. Muy entendible. Pero no puedo entender ni comparto, ni valido, la manera a base de chantajes de transmitir al niño la necesidad de abrigarse.