Llegan las Navidades. Espoca de amenazas, chantajes y manipulaciones

28 de noviembre de 2018

✷Os habéis portado bien? Porque sino los Reyes no traen nada. (Abuela). 
Hacer caso a mama que dentro de poco vienen los Reyes y si no hacéis caso… ellos lo ven todo (cajera del super)
¡Quien no se porte bien ahora mismo no sale a ver a los Reyes que nos están esperando (profesora el día de la visita de los reyes al cole)
Ya os podéis portar bien o se lo digo a vuestros padres para que se lo digan a los Reyes (profesora)
Como sigáis así, le digo a los Reyes que no os traigan nada. (madre/padre)
¿Quien no se está portando como se tiene comportar? Que los Reyes están mirando por un agujerito, eh? (la vecina del 4º)
Pues no se yo, porque últimamente se portan fatal, así que ya veremos si traen algo o no….. (madre/padre contestando a la vecina)
Como os sigáis portando así, llamo a los Reyes y que se lleven todos los regalos otra vez (padres días después de venir los Reyes)

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Y así una y mil frases basadas en mentiras, chantajes, manipulaciones e incluso humillaciones que les decimos a nuestros hijos desde casi dos meses antes de que llegue el gran día, el día más esperado por un niño, con el fin de conseguir nuestro objetivo adulto. Sin pensar en ellos, solo en nosotros. Sin ver el miedo que les metemos, solo viendo nuestro bien estar.  Y todo esto son abusos. No hace falta pegar o chillar. Así también se abusa.

OIGA!! QUE LOS REYES SON LOS PADRES 

Si, si, somos los padres. Vamos, que si no queremos comprar regalos, no es necesario ni chantajear, ni manipular, ni mentir, ni humillar. Y que lo hagan los padres…… no lo comparto, pero bueno. Pero que  la cajera, vecina, carnicero, profesor/a, la amiga de la abuela o cualquier adulto que se cruce en nuestro camino, se vea en ese derecho solo por ser niños, NO. ESO SI QUE NO LO PERMITO. 



¿Con que derecho se creen de amenazar a si a unos niños que ni son suyos ni van a ser ellos los que hagan los regalos? 

Yo como madre no les regalo con el fin de que se porten bien o mal, que recojan o no, que coman o no, que al fin y al cabo satisfagan mi necesidad,  sino que lo hago porque quiero. ¿Entonces, por que usamos frases así? 



Manipulamos y chantajeamos a nuestros hijos para conseguir nuestro fin, que es que hagan lo que nosotros queremos. ¿Y cuándo se acaben las fechas navideñas? ¿Cómo vamos a hacer?

No tenemos herramientas, así que volveremos a manipular y chantajear para conseguir nuestro propósito y entonces ellos asumirán y aceptaran que para conseguir algo del otro, lo que hay que hacer es eso mismo y cuando lleguen al cole o del cole a casa, actuarán igual llevándolo de alguna manera a su edad y su terreno:




✷Si no me dejas tu muñeca, no te invitaré a mi cumple y estarás muy triste
✷Si no me das eso que tienes, no juegas con nosotros y te vas a quedar sola.
O me das eso o no seré tu amiga nunca más.
Si no juegas a lo que yo quiero, ya no voy a ser tu amigo.
Como no me lo des ahora, te pego.


¿Las veis exageradas? Esto se escucha casi a diario en niños a partir de 6/7 años que sin ninguna intención de dañar, se relaciona así con sus iguales para conseguir lo que quieren, SU PROPOSITO y como es lo que han observado, ahora experimentan con ello . Y claro, entonces usamos frases del tipo: “Es que los niños te manipulan si quieren” "Es que son unos manipuladores". ¿Pero de quien lo ven?

Y todas estas pequeñas y dolorosas amenazas y chantajes que se van diciendo los niños entre los 5/6/7 años, cada vez serán más potentes y dañinas, llegando a convertirse en bullying en edades mas avanzadas y por supuesto dándose la vuelta a la tortilla y siendo ellos los que manipulen, humillen y chantajeen a su padres. Pero claro,  entonces serán niños mal educados que nadie sabe que es lo que ha pasado pero como por ARTE DE MAGIA se han vuelto así.
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Y digo yo…… La magia es la que tiene la navidad, pero esto, esto no es magia. Esto es todo producto de una relación que hemos ido manteniendo y que nos era muy cómoda para que nos obedecieran. Nos pensamos que chantajear, manipular y humillar es educar y nada más lejos de la realidad.


Hagamos de la Navidad una época de ilusión y no de chantaje y manipulación.



Texto Original: Sonia Dabalsa
Asesora de Maternidad y crianza Consciente

No hay comentarios